Donde está la cocina? Torreznos, la receta definitiva

Encontrar una buena receta para hacer los torreznos es como dar con el Santo Grial para el perfecto almorzador, nosotros lo hemos conseguido…

Las diferentes escuelas filosóficas de torrezneros luchan por la hegemonía de sus teorías, los hay que dicen que los buenos torreznos hay que hacerlos horas y horas con el aceite a baja temperatura, y luego un buen golpe de calor, otros que se hacen primero al horno y luego fritos, otros que hay que hacerlos anchos, otros estrechos, otros los trocean, otros que las tiras largas. En fin, la Onu de las recetas.

La verdad es que muchos de los consejos que oiréis sobre este tema crucial los escucharéis de boca de personal que toca de oído, y que en su vida se ha puesto a la faena. Pero todos los españoles de pro llevamos un tertuliano dentro, y a opinar sobre temas desconocidos no nos gana nadie.

La receta que os propongo acaba de ser probada, y éste ha sido el resultado:

Para su realización hemos usado tripera de Atienza, comprada en el Ahorramás, dato importante porque a lo mejor con otro producto la cosa cambia, pero es cuestión de gestionar solamente el tiempo del  último día. Es muy importante que la pieza esté bien provista de magro.

El proceso es el siguiente:

Dia 1 de nuestro Señor:

Se cortan los torreznos en tiras de unos 2,5cm de ancho, y se dejan orear hasta el día siguiente. El que no sepa qué es eso que lo busque en Google.

Día 2:

En una fuente de cristal se colocan los torreznos con la piel hacia arriba, juntos pero no pegados (algo parecido decía 007) para que se mantengan dignamente en pié durante el proceso. Precalentamos el horno a 135° y los horneamos durante 35 minutos. Los sacamos y reservamos en un plato con papel de cocina debajo, hasta el día siguiente.

Día 3:

Los colocamos de nuevo, con la piel hacia arriba, en la fuente de cristal, y los metemos otra vez durante 35 minutos al horno previamente precalentado a 210°. Sí veis que a alguno le falta un puntito sacáis los que ya estén y el resto los dejáis 5 minutos más. Ponéis papel de cocina en un plato y encima dejáis reposar los torreznos  hasta su disfrute. Conviene comerlos templados. Con respecto al tema de la sal vosotros mismos, yo no les echo y luego cada comensal que actúe como le dicte su conciencia.

Solo falta un buen vino y a disfrutar de la faena.

 

4 respuestas a «Donde está la cocina? Torreznos, la receta definitiva»

  1. Genial!! Al cuarto día me paso por tu casa!!! La cerveza la puedes poner a refrescar el día 3, con un día vale… O con vino y lo llevo yo que lo tengo a su temperatura todos los días.. Ya me dirás cuándo es el día 1, que contar hasta 4 ya se yo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *