Cocina para robots: Magdalenas de cuarentena

Por aclamación popular, comparto con vosotros la receta de magdalenas, muy sencilla de hacer, y algunos trucos para asegurar que suban a nivel profesional. Vamos que ya queda menos!!! #yomequedoencasa

Ingredientes:

  • 4 huevos hermosos
  • 200 grs de azúcar
  • 230 grs de preparado de bizcocho del Ahorramás (sustituible por 220 grs de harina de repostería y un sobre de levadura para bizcochos, no para pan)
  • 200 ml de aceite de oliva virgen extra, nada de aceitillos suaves
  • Sal
  • La ralladura de un limón, intentando no pillar parte blanca que “amargosea”

Pasos a seguir:

  1. Echar los 4 huevos, sin cáscara, en el vaso del robot, o en el vaso de la batidora en su defecto.
  2. Poner la mariposa, y empezar a batir a velocidad 3
  3. Pasado 1 minuto, empezar a incorporar el azúcar poco a poco. Una vez que has echado toda el azúcar dejar batiendo a velocidad 4 unos 8 minutos
  4. Seguir echando el aceite a poquito y después de terminar seguimos batiendo un par de minutos
  5. Vamos incorporando la harina. Importante que la hayamos tamizado. Se hace muy fácil con un colador. Ponemos también una pizca de sal. Batimos a velocidad 4 otros tres minutos.
  6. Muy importante, hay que usar un molde rígido de esos que traen los huecos para las magdalenas, para que no se desparramen. Ponemos un papel (de magdalenas) en cada agujero y rellenamos con la masa hasta la mitad. Guardamos en la nevera durante una hora. Con el resto de la masa vamos rellenando también los papeles y las guardamos también en la nevera. Con las cantidades usadas obtendremos 18 magdalenas más o menos. El frío es súper importante para que al meter al horno el contraste de temperaturas potencie el efecto de la levadura.
  7. Precalentamos el horno a 220° arriba y abajo. Importante hacerlo con tiempo para que coja bien la temperatura y no baje cuando abramos para meter las magdalenas.
  8. Pasada la hora, sacamos el molde de la nevera, echamos un poco de azúcar por encima de cada magdalena, y las metemos al horno a 220° durante 17 minutos. Sabremos si están cuando metamos un palillo en una magdalena y salga seco. Ojo con el tiempo que cada horno es un mundo.
  9. Sacamos el molde del horno, sacamos las magdalenas con su papel del molde. Lo rellenamos con otra tanda y vuelta a empezar, hasta que demos fin.
  10. Una vez terminada la faena, conviene guardarlas en una lata grande u otro recipiente para que se mantengan jugosas.

También podéis incorporar pepitas de chocolate  en vez del azúcar.

Espero que estas magdalenas de cuarentena sean de vuestro agrado. A mi no me ha dejado probarlas…

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *