El vino del fin de semana: Manga del Brujo (El escocés volante)

Que puede hacer que un escocés “de pura cepa”, Master of Wine, solicitado por las mejores bodegas del mundo, se líe la manta a la cabeza y se venga a vivir a Calatayud?.  La garnacha tiene la culpa…

La historia de Norrel no deja de ser curiosa. Licenciado en Política y Relaciones Internacionales en Aberdeen, tuvo su primera experiencia mística vendimiando en los 90 en España y Portugal. Su pasión por el vino comienza entonces, que la vendimia curte mucho el carácter y los riñones, y desde entonces esa relación no ha parado de evolucionar.

Superar las pruebas del exigente examen para Master of Wine le parece poco y decide marcharse a la otra punta del mundo, a Nueva Zelanda, donde estudia  Viticultura y Enología. Por su “culo de mal asiento” debió de nacer el apodo del “Escocés Volante”.

Y es en 2003 donde decide venirse a España, a Calatayud, núcleo duro del bajo Aragón, donde comienza su idílica relación con la garnacha aragonesa. Cepas viejas de escasa producción, pero fuertes y duras como sus paisanos y el clima de la zona. La altitud, sobre los 1000 metros, redondea la escena para decidir situar su residencia y su trabajo para conseguir una gama de vinos originales y diferentes. De todos, hablaremos del primero, que como el primer amor, siempre se recuerda de manera especial.

Manga del Brujo está elaborado por Norrel en la bodega de la cooperativa San Gregorio. Poco estamos acostumbrados por estos lares a que enólogos de prestigio colaboren con bodegas para elaborar sus vinos, con relaciones que pueden ser efímeras o duraderas según se tercie. En este caso parece que el marimonio funciona, y buena prueba de ello, entre otras, es este vino Manga del Brujo.

No sé que tiene la garnacha que agiliza las mentes para buscar nombres originales para sus vinos (que se lo digan al Comando G). Manga del Brujo es un homenaje a esta tierra mudéjar, y al arquitecto Mahoma Rami, protegido del Papa Luna, y constructor de la mayoría de iglesias y edificios mudéjares de la zona, que no son pocos.

Manga del Brujo es un vino ensamblado con garnacha vieja (70%), syrah (15%), tempranillo (10%) y mazuelo (5%). Cada una elaborada por separado hasta el momento del ensamblaje definitivo.

Este  vino de crianza joven, en torno a 5 meses de barrica y larga estancia en botella, tiene, como buen garnacha, una potencia y concentración de aromas y sabores muy particulares, pero lejos de ser un vino difícil como cabría esperar, es un vino fresco y asequible para todos los gustos.

Los aromas frutales, a cereza y frutas silvestres, inundan el paladar sin enmascarar una más que correcta acidez. La persistencia en boca es brutal, de final largo y continuo, invitando a beber.

Es un vino ideal  para compartir una buena comida con unos buenos amigos, encontrando en un buen ternasco asado en horno de leña su aliado ideal, aunque no lo descartaría para los momentos previos.

Un gran vino, de un personaje bastante interesante este escocés. Además un tipo solidario con Calatayud, ya su pueblo y el de su familia. Múltiples son sus aportaciones a la comunidad, vamos, una buena persona.

Solo espero, aprovechando mi larga estancia veraniega en las Parameras de Molina, poder acercarme a tener una seguro que agradable charla con él, y a poder completar mi conocimiento en directo de sus excepcionales vinos.

Salud!!!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *