El vino del fin de semana: Dehesa de Luna Orígenes

Dehesa de Luna no es una bodega al uso. Su finca reserva de la biodiversidad así lo demuestra, y Orígenes es su vino bandera, con el que nació su proyecto vitivinícola. Pero Dehesa de Luna es algo más que vino…

Situada en La Roda, tierra de Miguelitos y parada habitual de veraneantes ávidos de sol y playa, Dehesa de Luna es un ejemplo sobre cómo integrar un proyecto empresarial sin alterar la naturaleza, potenciando y cuidando con mimo el entorno.

De las 3000 hectáreas que conforman la finca, que se dice dice pronto, tan solo un 4% se dedican al viñedo, encastrado en el más puro bosque mediterráneo. Por eso, no es nada extraño encontrarte mientras paseas por sus viñedos con una familia de perdiz roja, madre y polluelos tan felices, recordándome aquellos tiempos en los que ver las perdices en los viñedos de mi familia eran siempre aliciente en los paseos habituales con mi padre para ver cómo iba el campo.

La protección de la naturaleza no está reñida con la tecnología, y este viñedo es uno de los más avanzados de España. Cada metro está estudiado para sacar lo mejor sin romper la magia del entorno.

Dehesa de Luna Orígenes responde a esa diversidad y comunión, dando a la uva Cabernet, tempranllo e Syrah su espacio para conseguir un vino potente, manchego, no pasado de barrica (6 meses), donde afloran los aromas frutales y su frescor, matizados por los toques especiados que la madera aporta.

Es un vino muy bien ensamblado y fácil en boca. Muy orientado al gran público, lo cual es de agradecer para los neófitos que con sana humildad simplemente saben, que no es poco y lo más importante, si un vino les gusta o no. Y de eso va la cosa. Pero ojo, los expertos también hallarán un vino lleno de matices, del que poder hablar de retrogusto, apertura y profundidad en boca, untuosidad y todas esas cosas de los sabios de la materia.

En torno a los 8€ es una apuesta segura, también lo demuestra los muchos premios que este vino atesora en su historia.

Un buen proyecto que rebosa cariño y buen hacer, muy gratificante para los que amamos las buenas tierras manchegas y su legado, donde el vino, la naturaleza y su gente siguen cuidando de lo suyo.

Que aproveche!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *