El vino del fin de semana: Agora Viognier (Arúspide)


Cuando uno habla de su pueblo, siempre hay cariño y recuerdos por medio, y hoy toca. Con vosotros, uno de los mejores vinos blancos de España, este Ágora Viognier de Arúspide de la muy heroica Ciudad de Valdepeñas, porque Ciudad es y no pueblo…

Valdepeñas fue hace muchos años la zona vitivinícola más potente del mundo. Su cooperativa La Invencible llegó a ser la bodega que màs vino vendía, y todo sonreía en aquellos años a la ciudad. Mi padre, el insigne Don Francisco, fue su presidente durante algunos de sus años dorados. Eran los tiempos donde en Madrid no se pedía  un vino, se pedía un Valdepeñas.

Pero pronto llegaron los malos tiempos, y con ellos el despegue de los costes junto con el estancamiento, si no bajada, del precio de la uva, lo que generó una crisis sin precedentes, por la que más del 80% de las bodegas tuvieron que cerrar.

Fueron años complicados, donde el modelo de negocio del vino de Valdepeñas, basado fundamentalmente en la venta masiva de vino a granel para consumo nacional, no se pudo mantener. Así que tuvieron que reinventarse, y hoy en día podemos encontrar bodegas donde la calidad y el buen hacer priman ante la cantidad.

Y una de ellas es Arúspide. Nacida en 1999, con el fín de siglo, es el sueño de un grupo de socios relacionados de una  u otra manera con esta tierra. Su enólogo, Federico Lucendo, hijo de Jesús Lucendo, profesor de Enología durante un montón de años en el instituto Gregorio Prieto de Valdepeñas, es una de sus piezas fundamentales. Considerado en el 2009 como el mejor enólogo de España, pone todo su conocimiento y buen hacer en marcha para conseguir unos vinos  excelentes, de los que hoy escogemos este Agora Viognier.

No es un vino blanco al uso de esta tierra, marcada por airén, macabeo y verdejo. De hecho, el situarse al margen de la D.O. Valdepeñas le da la posibilidad de innovar, ya que la uva Viognier no está admitida en la D.O.

Es un tipo de uva de reciente implantación en España, pero que ha llegado para quedarse. Sus peculiares características quedan perfectamente reflejadas en este vino, donde los aromas a frutas tropicales le proporcionan un equilibrio perfecto con la acidez justa y contenida, y la dulzura de sus grados.

Es un vino donde resalta su proceso de maceración carbónica, y cuando uno lo bebe tiene la sensación de estar bebiendo algo especial, fuera de lo común por estos lares, y lo que es mejor, su precio. Beberse una obra de arte por 5€ es algo que no te puedes perder.

Y si puedes, regálate una visita a Valdepeñas, te sorprenderán sus vinos, tan denostados en los tiempos que corren, y sus viandas, donde la Mancha en estado puro no te defraudará.

Que aproveche, y viva mi pueblo!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *